Forgot Password

Brew day 01

Fotos: https://pixelfed.social/racuna

El proceso

Luego de dos intentos fallidos de hacer cerveza con un amigo (diferencias intelectuales en cuanto a pasos y métodos) decidí hacerlo por las mías.

En más o menos dos meses conseguí el equipo necesario. Cotizando en varios lugares de Santiago encontré que los equipos eran más baratos en Mundo Cervecero y los insumos en Minicervecería. Los accesorios pequeños los conseguí en Aliexpress.

Sólo faltaba el fermentador, lo necesitaba urgente, en Mundo Cervecero aún no tenían noticias de cuándo llegarían y en un último Googleo encontré Casa Trinidad, tiene precios competitivos pero un muy mal SEO, recién los vine a encontrar en la 3ra o 4ta página de resultados de Google.

Con todo lo necesario, el sábado 14 en la mañana ordené todo “el laboratorio” en la cocina del departamento. En un comienzo pensé que el quemador de la cocina no sería capaz de calentar tanta agua pero se portó bien. A los 75°C puse la bolsa de malla (método BIAB) y eché los fermentables mientras mi novia revolvía.

Macerado

Como la cebada estaba a 15 grados, la temperatura del agua bajó unos cuantos grados. A eso de los 65°C decidí encender la cocina nuevamente. Quizás fue un error porque se mantuvo mucho tiempo en 68-70°C en lugar de 65-67°C que era lo ideal. Para la próxima intentaré resistirme a la tentación de encender la cocina en el macerado.

Segundo Mash

Luego de los 90 minutos de macerado. Extraje la bolsa de la olla. De los 18 litros iniciales, menos la evaporación y absorción del grano quedaron 12, puse la bolsa en el fermentador (como un Mash secundario) y eché agua hasta completar los 25 litros en total necesarios para la cocción. Revolví un tanto y vacié el “segundo té” en la olla. 25 litros justos. Algunos granos se salieron de la bolsa y quedaron flotando en el agua, así que necesité nuevamente de mi novia para que sostuviera un colador para filtrar las partículas grandes en el momento del vaciado. Necesitaré tener más cuidado la próxima vez, o bien una bolsa de malla adicional.

Hervor

Reunidos los 25 litros nuevamente en la olla, puse el fuego a tope y esperé que comenzara la cocción. Quizás por la altura sobre el nivel del mar comenzó la ebullición a los 90°C y no a los 100°C que nos enseñan en el colegio. Espero que esto no afecte al resultado final. Eché los lúpulos según la receta y finalizados los 60 minutos le di 10 minutos de remolino (whirpool). Puse la tapa y dejé esperando que se asentara.

Fermentación

No tengo equipo de enfriamiento, así que esperé a que el mosto se enfriara por si solo. Al otro día rehidraté la levadura, pero no soltó espuma como se suponía según los tutoriales que leí. El mosto aún no enfriaba lo suficiente y estaba en 26°C, mientras tanto, el recipiente de levadura estaba bajando de los 15°C así que decidí vaciar el mosto al fermentador, cerrarlo y poner el recipiente con la levadura ya re-hidratada sobre la tapa del fermentador, así la temperatura del mosto mantendría la levadura a una temperatura “agradable”. Cosa que funcionó bien.

Por fin la temperatura del mosto bajó a 22°C (la temperatura ideal según el sobre de la levadura es entre 15-20°C, y los límites son entre 12 y 25°C), así que 22°C no era lo ideal, pero soportable. Vacié la levadura, cerré el fermentador, lo agité un poco y puse el airlock.

Al otro día el airlock estaba burbujeando. Se supone que es una buena señal. Lo malo es que el airlock de 3 piezas no me convence, es demasiado complicado cuando uno en forma de S es más simple y se sabe perfectamente si su nivel de agua es el correcto. El de 3 piezas cuesta adivinar entre tanto burbujeo si el agua en su interior es suficiente o no. Espero tener uno más simple para la próxima ocasión.

Al segundo día al levantarme noté que el airlock dejó de burbujear. Según lo que investigado no debería preocuparme, quizás sea por las bajas temperaturas matinales o el co2 se escapa por algún lado, revisé la tapa y está bien puesto. Espero que todo el esfuerzo no se haya hecho humo por alguna estupidez.

De momento sólo queda esperar al día de embotellado. No puedo hacer más por ahora.

Notas para el futuro

  • Mantener la olla perfectamente centrada en su quemador todo el tiempo
  • No desesperar en la maceración si la temperatura parece bajar muy rápido
  • No siempre las cosas salen tal cual lo planeado, puede haber solución o no, de cualquier forma preocuparse no cambia nada
  • En pleno invierno tomó más de una noche para que el mosto enfriara. Sería ideal tener un equipo de enfriamiento, por placas o serpentín. Aunque de momento no es algo que me sea tan urgente. Como por ejemplo, cambiar el airlock por uno que me de más confianza.
  • El agua con alcohol evapora demasiado rápido, no sé qué otra mezcla podría usar en el airlock.




racuna • 2018 Jul 17

Be the first to comment.