Forgot Password

De celulares Buenos, Malos y Feos

Desde que comenzó la era de los smartphones he acostumbrado a comprar sólo gamas medias y medias-bajas. La verdad no estoy dispuesto a pagar mucho por un teléfono que puede romperse con la facilidad de los teléfonos modernos, o bien, que alguien te lo robe a la carrera mientras ves un meme en Whatsapp.

No soy fiel a ninguna marca en especial, de hecho, no entiendo las batallas de fanboys entre distintas compañías, como si tales corporaciones les pagaran un sueldo por publicidad. Tampoco soy fan de un sistema operativo, he pasado por Windows (un HP muy antiguo), Meego (Nokia N9), Android en la mayoría y no me molestaría cambiarme a Sailfish OS si algún día logra despegar del fango.

Dicho todo lo anterior, podría decir que las peores experiencias las he tenido con Sony y Samsung. El primero lleno de bugs y el segundo lleno de fallos aleatorios. En el Sony lo más habitual era perder una llamada, marcar de vuelta usando la lista de llamadas perdidas y que el teléfono seleccionara por si solo el destinatario de la llamada (en serio, cualquiera de la lista menos el que yo había seleccionado). Loco ¿no?. En el Samsung eran reinicios constantes, días en que la batería duraba mucho menos que lo normal, etc.

Chinos

Decidí darle una oportunidad a los teléfonos chinos. La mayoría son clones de marcas más conocidas, fue así que conocí a Newman N2, un teléfono con características de hardware bastante interesantes para la época. Pero con problemas de ensamblaje extraños: el cable que comunicaba la pantalla del resto del teléfono tendía a soltarse solo. Así que cada vez que salían colores raros en la pantalla, había que sacar la batería y apretar con la uña un sticker holográfico. Dentro de tal sticker "algo" se ajustaba y la pantalla volvía a la normalidad.

El siguiente chino fue un Cubot One. Clon de un HTC. Fue el primer teléfono que logró durarme más de un año (1 año, 1 mes aprox). Pero tenía sus peros: venía con un malware que instalaba aplicaciones por si solo. Pero rootearlo y limpiarlo era fácil si buscabas lo suficiente en los foros. El GPS costaba en tomar satélites, te imaginas mi *"felicidad"* cuando luego de correr hasta el cansancio el celular seguía marcando 0km. Si no fuera por lo del malware Cubot sería una de mis marcas recomendadas, además venía con dos baterías intercambiables.

Retorno al mainstream

Por ese entonces, Google compraba Motorola y prometía equipos con actualizaciones garantizadas. Creí en la publicidad y me compré un Moto X. El sistema operativo estaba hecho casi a la medida, era rápido, venía con gestos para activar cosas rápidas como la linterna o la cámara, y las notificaciones en pantalla de bajo consumo me enamoraron. Pero la promesa de actualizaciones era casi puro cuento. Motorola tardó un año en liberar el salto de KitKat a Lollipop, y tal actualización venía llena de bugs, lentitud y un excesivo gasto de batería. La marca pasó a manos de Lenovo, quienes no se interesaron en arreglar los problemas del allende *flagship,* sino que en vender más modelos nuevos. Finalmente la pantalla se fue poniendo cada vez más oscura hasta que ya no se pudo ver más (no sé si es un problema de todas las pantallas AMOLED).

Enter the bunny

Luego de otro fiasco con las "marcas conocidas", decidí volver a los chinos, al fin y al cabo la relación precio/hardware seguía siendo mejor. Probé con un Xiaomi Redmi Note 3, que al primer inicio comenzó a bajar una actualización de MIUI. Que para mi es una señal de interés por parte del fabricante.

Actualmente, se acerca a los dos años de uso, algo nunca antes visto por mí (hasta lo he llevado varias veces de camping, hiking en la Patagonia, mucha mucha humedad, sol y tierra), y de momento he recibido varias actualizaciones de MIUI. Tampoco es perfecto: algunos bugs de "cámara en uso por otra app" que requieren un reinicio para volver a la normalidad, y el botón de apagado que se está haciendo cada vez menos sensible (ya encargué un reemplazo). Xiaomi prometió una nueva actualización a MIUI 10, el beta llegaría en agosto, aunque aún no sé cuándo saldrá la versión estable.

De todas formas, creo que por fin le di al clavo con una marca que ofrece calidad sin pagar tan caro.





racuna • 2018 Jul 12

Be the first to comment.